La   Real   y   Militar   Orden   de   San   Fernando   fue   instituida   por   Decreto   número   LXXXVIII   de   las   Cortes   de Cádiz,   de   31   de   agosto   de   1811   y   refrendada   por   Real   Decreto   de   S.M.   el   Rey   Don   Fernando   VII,   de   28   de noviembre    de    1814.    A    través    de    su    dilatada    historia    se    ha    ido    produciendo,    mediante    diversas disposiciones,   un   proceso   de   adaptación   de   su   Reglamento   a   la   realidad   social   de   las   Fuerzas   Armadas, pero   manteniendo   siempre   fidelidad   absoluta   a   la   finalidad   para   la   que   fue   establecida   la   Real   y   Militar Orden. Tras   un   profundo   análisis   de   la   situación   actual   de   las   Fuerzas   Armadas   y   un   extenso   estudio   de   las disposiciones   que   históricamente   han   regulado   la   Real   y   Militar   Orden   de   San   Fernando,   se   ha   optado   por incorporar   a   ella,   como   principal   innovación   en   su   regulación,   a   los   Caballeros,   Damas   y   Unidades, Centros y Organismos militares recompensados con la Medalla Militar. Si   bien   esta   recompensa   militar,   desde   su   creación   en   1920,   ha   tenido   como   finalidad   premiar   el   valor   en distinto   grado   que   el   requerido   para   la   concesión   de   la   Cruz   Laureada   de   San   Fernando   -en   ésta,   el valorheroico   y,   en   aquélla,   el   valor   muy   distinguido-,   es   lo   cierto   que   existe   una   estrecha   relación   entre ambas   recompensas   militares   ya   que,   durante   más   de   cien   años,   el   ingreso   en   la   Real   y   Militar   Orden   ha servido para honrar el valor en dichos grados. La   Real   y   Militar   Orden   de   San   Fernando,   primera   Orden   española   de   carácter   militar,   tiene   por   objeto honrar   el   reconocido   valor   heroico   y   el   muy   distinguido,   como   virtudes   que,   con   abnegación,   inducen   a acometer    acciones    excepcionales    o    extraordinarias,    individuales    o    colectivas,    siempre    en    servicio    y beneficio de España. Dichas    acciones    tendrán    tales    consideraciones    cuando    se    produzcan    durante    intervenciones    de    sus Fuerzas   Armadas,   o   cuando   éstas   participen   en   misiones   de   fuerzas   multinacionales,   bajo   mandato   de Organizaciones internacionales o Alianzas de las que España forme parte. Su   Majestad   el   Rey   es   el   Soberano   de   la   Real   y   Militar   Orden   de   San   Fernando.   Presidirá   el   Capítulo   y expedirá   las   Reales   Cédulas   de   las   recompensas   militares   que   integran   la   Orden.   Su   insignia   es   el   Collar de Soberano, que ostentará en las solemnidades de la Orden.  Recompensas militares que integran la Real y Militar Orden de San Fernando    El   valor   heroico   es   la   virtud   sublime   que,   con   relevante   esfuerzo   de   la   voluntad,   induce   a   acometer excepcionales   acciones,   hechos   o   servicios   militares,   bien   individuales   o   colectivos,   con   inminente   riesgo de   la   propia   vida   y   siempre   en   servicio   y   beneficio   de   la   Patria   o   de   la   paz   y   seguridad   de   la   Comunidad Internacional. Para   recompensar   el   valor   heroico,   la   Cruz   Laureada   de   San   Fernando,    máxima   recompensa   militar   de España, podrá ser concedida como: Serán   requisitos   indispensables   y   de   aplicación   general   a   las   acciones,   hechos   y   servicios   considerados como excepcionales los siguientes: a)   Que   la   acción,   hecho   o   servicio   realizado   suponga   una   superación   excepcional   del   deber,   al   implicar significativos sacrificios y riesgos, incluso perder la propia vida. b)   Que   la   acción,   hecho   o   servicio   no   esté   originado,   como   único   impulso,   por   el   propósito   de   salvar   la vida,   o   por   la   ambición   impropia   y   desmesurada   que   pueda   conducir   al   interesado,   o   a   las   fuerzas   de   su mando, a un riesgo inútil o excesivo. c)   Que   se   hayan   tomado   las   medidas   necesarias   para   obtener   el   mayor   rendimiento   de   la   acción   con   el mínimo   número   de   bajas   y   los   menores   daños   materiales,   incluso   en   el   caso   de   que   cumpliendo   órdenes, o   por   circunstancias   tácticas,   se   llegue   deliberadamente   al   sacrificio   propio,   o   al   de   sus   fuerzas   si   se   tiene mando. d)   Que   el   hecho   tenga   lugar   en   momentos   críticos   y   difíciles   para   el   desarrollo   de   la   acción   militar,   bien   por la   manifiesta   inferioridad   del   interesado   o   de   las   fuerzas   bajo   su   mando,   bien   por   las   circunstancias excepcionales   de   la   situación.   La   inferioridad   se   valorará   en   función   de   las   fuerzas   disponibles,   situación táctica,   medios   de   armamento   y   logísticos,   así   como   en   el   estado   físico   y   moral   de   las   fuerzas   propias   y las heridas sufridas. e)   Que   la   acción,   hecho   o   servicio   heroico   produzca   excepcionales   cambios   favorables   y   señaladas ventajas tácticas para las fuerzas propias o para la misión encomendada. f)   Que   sea   el   primero   en   realizar   la   acción,   hecho   o   servicio,   habiendo   otros   que,   también,   podrían   haberlo llevado a cabo. En   la   estimación   que   se   haga   de   la   acción,   hecho   o   servicio,   será   circunstancia   señalada   que   su   autor   se haya   ofrecido   voluntariamente   a   ejecutarlo,   previstas   las   excepcionales   dificultades   y   grandes   riesgos   que supongan su realización.                                                                                  Gran Cruz Laureada La   Gran   Cruz   Laureada,   otorgada   a   título   individual,   podrá   ser   concedida   a   los   Oficiales   Generales   cuando contraigan los méritos y cumplan los requisitos establecidos por este Reglamento. Asimismo,   los   poseedores   de   la   Cruz   Laureada   que   accedan   a   la   categoría   de   Oficial   General   y   que   hayan acreditado   una   excepcional   carrera   militar,   por   sus   extraordinarias   dotes   de   mando   y   pericia   profesional, podrán   ser   propuestos   para   la   concesión   de   la   Gran   Cruz   Laureada.   Los   hechos   a   recompensar   en   estos casos   deberán   ser   de   pública   notoriedad,   atendiéndose   para   ello,   principalmente,   a   la   importancia   de   los méritos y servicios prestados. Las   acciones,   hechos   y   servicios   que   ha   de   realizar   un   Oficial   General   para   merecer   la   concesión   de   la Gran   Cruz   Laureada   deben   cumplir   los   requisitos   y   condiciones   del   artículo   15,   o   bien   han   de   ser notoriamente   relevantes   y   decisivas   para   los   intereses   de   España,   ya   sea   directamente,   o   a   través   de   las Organizaciones internacionales y Alianzas en las que participe. En   este   último   supuesto,   habrán   de   efectuarse   superando   dificultades   de   carácter   excepcional   y   deberán ser demostrativas de equivalentes dotes de mando, pericia profesional y valor. Además   de   cumplir   con   los   requisitos   establecidos   con   caracter   general,   se   tendrá   en   cuenta   para   la concesión   de   la   Gran   Cruz   Laureada   que   las   acciones,   hechos   y   servicios   realizados   hayan   servido   para conquistar   o   pacificar   rápidamente   un   territorio   u   obtener   una   decisiva   victoria   terrestre,   naval   o   aérea,   sin contar para ello con recursos ni medios superiores a la importancia de la operación desarrollada. Cruz Laureada La   Cruz   Laureada ,   otorgada   a   título   individual ,   podrá   ser   concedida   al   personal   de   las   Fuerzas Armadas, del   Cuerpo   de   la   Guardia   Civil,   cuando   este   último   desempeñe   acciones   de   carácter   militar,   o   al   personal civil   que   preste   servicios   en   las   mismas   en   virtud   de   orden   competente,   dentro   de   fuerzas   militares organizadas,   siempre   que   lleven   a   cabo   acciones,   hechos   o   servicios   excepcionales   de   los   señalados   en los apartados 1 y 4 del artículo 13 y cumplan con los méritos y requisitos establecidos  en el Reglamento.   Laureada Colectiva La   Laureada   Colectiva   podrá   ser   concedida   a   Unidades,   Centros   y   Organismos   de   las   Fuerzas Armadas o   del   Cuerpo   de   la   Guardia   Civil,   que   lleven   a   cabo   acciones,   hechos   o   servicios   excepcionales   de   los se ñalados en los apartados 1 y 4 del artículo 13, realizados en colectividad. El   valor   muy   distinguido   es   la   virtud   que,   sin   llegar   a   tener   la   consideración   de   valor   heroico   según   se define   en   el   apartado   anterior,   sobresale   muy   significativamente   del   valor   exigible   a   cualquier   militar   en   el desarrollo    de    operaciones    armadas,    llevando    a    acometer    acciones,    hechos    o    servicios    militares, individuales   o   colectivos,   de   carácter   extraordinario   que   impliquen   notables   cambios   favorables   y   ventajas tácticas para las fuerzas propias o para la misión encomendada. Las   acciones,   hechos   y   servicios   para   conceder   la   Medalla   Militar   han   de   tener   la   consideración   de extraordinarios   e   implicar   un   valor   muy   distinguido,   tal   y   como   se   define   en   el   apartado   2   del   artículo   13   del Reglamento. Serán   requisitos   indispensables   y   de   aplicación   general   a   las   acciones,   hechos   y   servicios   considerados como extraordinarios los siguientes: a) Que la acción, hecho o servicio realizado suponga una superación extraordinaria del deber. b)   Que   la   acción,   hecho   o   servicio   no   esté   originado   por   el   propósito   de   salvar   la   vida,   o   por   la   ambición impropia   y   desmesurada   que   pueda   conducir   al   interesado,   o   a   las   fuerzas   de   su   mando,   a   un   riesgo   inútil o excesivo. c)   Que   se   hayan   tomado   las   medidas   necesarias   para   obtener   el   mayor   rendimiento   de   la   acción   con   el mínimo número de bajas y los menores daños materiales. d)   Que   la   acción,   hecho   o   servicio   muy   distinguido   produzca   notables   cambios   favorables   y   ventajas tácticas para las fuerzas propias o para la misión encomendada. En   la   estimación   que   se   haga   de   la   acción,   hecho   o   servicio,   será   circunstancia   señalada   que   su   autor   se haya ofrecido voluntariamente a ejecutarlo. Se    podrá    conceder    con    carácter    inmediato    esta    recompensa,    sin    necesidad    de    instruir    expediente contradictorio,   ni   emisión   del   informe   favorable   de   la Asamblea,   en   aquellos   supuestos   tan   excepcionales   y de   pública   notoriedad   y   ejemplaridad   en   los   que   las   acciones,   hechos   o   servicios   realizados   constituyan incentivo y repercutan en elevar y afianzar la moral de las Fuerzas Armadas. Para   recompensar   el   valor   muy   distinguido,   la   Medalla   Militar,   recompensa   militar   ejemplar,   podrá   ser concedida como: Medalla Militar Individual La   Medalla   Militar   Individual   podrá   ser   concedida   al   personal   de   las   Fuerzas   Armadas,   del   Cuerpo   de   la Guardia   Civil,   cuando   éste   último   desempeñe   acciones   de   carácter   militar,   o   al   personal   civil   que   preste servicios   en   las   mismas   en   virtud   de   una   orden   competente,   dentro   de   fuerzas   militares   organizadas, siempre   que   lleven   a   cabo   acciones,   hechos   o   servicios   extraordinarios   de   los   señalados    en   los   apartados 2 y 4 del artículo 13 y cumplan con los méritos y requis itos establecidos en el Reglamento. Medalla Militar Colectiva. La   Medalla   Militar   Colectiva   podrá   ser   concedida   a   Unidades,   Centros   y   Organismos   de   las   Fuerzas Armadas   o   del   Cuerpo   de   la   Guardia   Civil,   que   lleven   a   cabo   acciones,   hechos   o   servicios   extraordinarios de los se ñalados en los apartados 2 y 4 del artículo 13, realizados en colectividad.
Real y Militar Orden de San Fernando
Enfermería Militar